Violencia de género o “acércate, mamita, no temas, que en Cuba todos somos iguales”

8-maria-izquierdo-1

Por: Juventina Soler Palomino

Toda la vida he escuchado, en la calle y en boca de los hombres de la familia, la frase incluida en el título de este trabajo. Me parece que esa frase tan cotidiana es el resultado de lo que por años se dijo y se dice en Cuba: “Aquí todos somos iguales”. Puede ser que en cierta medida se hayan trazado políticas que traten, por todos los medios, de reducir las diferencias que en la sociedad pueden sufrir los negros, los gay, las mujeres… ¿pero lo hemos logrado, a casi 60 años de comenzar el proceso revolucionario y con una organización como la FMC que organiza y protege los derechos de las féminas? La respuesta tendría varias aristas a analizar desde los más variados puntos de vista, por eso el libro Violencia de género. Una mirada desde la sociología (Editorial Científico Técnica, La Habana, 2014), de Iyamira Hernández Pita, viene a darnos varias de las respuestas a la dualidad peligrosa en que viven las mujeres cubanas, de ser a nivel social reconocidas y en el ámbito cotidiano volver a las cavernas como las “mamitas” de su hombre que puede hacer cualquier cosa con ellas. Es en ese entorno privado donde se genera la violencia que se invisiviliza a nivel de país, porque no se toman en cuenta las señales que evidencian este fenómeno y sus consecuencias de respuestas violentas por parte de la mujeres, al carecer de herramientas para defenderse. Leer más “Violencia de género o “acércate, mamita, no temas, que en Cuba todos somos iguales””

Anuncios

Milagrito, o “ella se lo buscó”

6-maikel-dominguez-1

Por: Ileana Álvarez

Aunque casada con Cheo “el guapo”, Milagrito era la alegría para los niños del barrio. Vivía a dos casas de la mía, con dar solo una corridita desde mi patio, sin necesidad de saltar cercas —en Chincha Coja, reparto marginal donde nací, todos los patios se compartían— llegaba al suyo que tenía las ciruelas y mamoncillos más dulces del mundo, los que ella prodigaba a manos llenas a todos los muchachos.

Las niñas veíamos en la bella mulata Milagrito a la mamá perfecta, nos dejaba hacer lo que queríamos. Y nos provocaba tantas risas, con sus ojos de cielo, con sus cuentos de “desparpajo” y de brujas que se montaban desnudas sobre pavorreales burlándose de las vecinas chismosas. Por mucho que nos prohibían llegar a donde Milagrito “la mulata”, la mujer “fácil” del barrio, todas desobedecíamos, porque su alegría contagiaba y nos hacía olvidar problemas y penurias de nuestro propio hogar.

Pero no siempre había felicidad en el rostro de Milagrito. Muchas veces la descubríamos cubierta de moretones y con la boca partida e hinchada. Leer más “Milagrito, o “ella se lo buscó””

“Tenemos que ser valientes” (entrevista a Rochy Ameneiro)

2-20120126ecc_-15

Por: Ileana Álvarez

Sobre su indudable relevancia en el contexto musical cubano, el crítico de arte Rufo Caballero señaló: “Rochy entona las verdades más trágicas de la forma más sutil: el estremecimiento que consigue es el que ha suscitado siempre el gran arte, y no el que viene del populismo. Solamente veo dos antecedentes de rigor en relación con la carrera de Rochy: la española Ana Belén (de hecho, en ciertos círculos, Rochy es llamada “la Ana Belén cubana”), y esa otra maravilla nacional que se nombra Miriam Ramos. Rigor cultural, elegancia, prestancia, respeto al público, emociones sobrias pero muy sentidas […]”

La nobleza de su arte, constituye precisamente uno de los atributos con que Rochy Ameneiro lidera Tod@s Contracorriente, proyecto musical pensado para fortalecer una cultura de paz, a través de una campaña constante contra la violencia de género.

Debido a su activismo, últimamente, cuando aparece en los escenarios y la televisión, su sola presencia evoca para el público cubano un mensaje de equidad y paz. Ha dicho sentirse preocupada “porque nuestros niños están recibiendo a través de la música mucha incitación a la violencia y quiero que dentro de lo posible los músicos se identifiquen con este problema y, además, la mujer cubana gane en autoestima”. Por eso, en Alas Tensas hemos querido escuchar su voz comprometida, y le hicimos vía email algunas preguntas en víspera del 25 de noviembre, Día Mundial por la Eliminación de la Violencia de Género. Ella ha accedido amablemente a compartir sus criterios. Leer más ““Tenemos que ser valientes” (entrevista a Rochy Ameneiro)”

Reflexiones en torno a la violencia contra las mujeres

1-alfonso-blanco-sierra-3

Por: Isabel Tajahuerce Ángel

Las mujeres en todo el mundo son asesinadas, violadas, esclavizadas sexualmente, humilladas, marginadas, segregadas, en los espacios públicos y en los espacios privados. La violencia de género es estructural, es consecuencia de un sistema económico que se impone a través del discurso político, de los productos culturales y de los medios de comunicación social, un discurso que legitima las diferentes formas de violencia contra las mujeres y fomenta la tolerancia social hacia actos que cuestionan la base de la democracia. No podemos olvidar que el sufragio se llamó ya “universal” cuando sólo era masculino, que se hablaba de “democracias” cuando la mitad de la población carecía de derechos de ciudadanía y que el ser “ciudadano” implicaba tener derechos y ellas no podían ser ciudadanos. Leer más “Reflexiones en torno a la violencia contra las mujeres”

Nunca fuimos putas (conversación con una sobreviviente)

nunca-fuimos-putas

Por: Maylén Domínguez Mondeja

En su pueblo del centro de la Isla, todo el mundo las conoce. Y aunque muchos aceptan que no son malas personas y nunca le han hecho daño a nadie, no comprenden su modo de asumir la libertad. Su más preciado mito es haber sido amantes de músicos y deportistas famosos. No solo tienen en común el ser hermanas, o ese atreverse a confesar con soltura cuánto les ha gustado el baile, la diversión, el sexo… Ambas son sobrevivientes de la violencia machista, que desgarró sus cuerpos y las dejó marcadas para siempre.

Una de ellas, L…,1 accedió emocionada a contar parte de esta historia, sin que mediaran muchas preguntas, porque quería hablar de sí misma, sobre sus desprejuiciadas concepciones del amor y sobre la violencia sufrida.

Yo siempre he sido una mujer enamorada. Me gusta mucho el sexo. La vida mía es el sexo, yo he vivido por el sexo. Cuando hago el amor a plenitud, ya comí. Me encanta masturbarme, es una de las cosas que más me gusta. No me avergüenza decirlo, porque eso nació conmigo. La primera masturbación la hice muy temprano. Sentí una cosquilla… Una tiene que decirle al pan, pan; y al vino, vino. A lo mejor mi hermana ahora me critica, porque es cristiana, pero ella también vivió en ese mundo…

Nosotras somos las mellizas, alias Las Urracas. Todo el mundo tiene un apodo, y este nos lo puso mi tío Tingo desde chiquiticas. […] Los muñequitos americanos de las urracas ya existían. Mi hermana y yo caminamos y hablamos a los ocho meses. Y entonces él dijo: “Estas son las urracas parlanchinas”. Y a partir de ese momento fuimos Las Urracas. Leer más “Nunca fuimos putas (conversación con una sobreviviente)”