Vidas paralelas

VOZ-OTRAS Lucía Martínez - Vidas-paralelas.jpg
Foto de cartel de la sexta temporada de la serie Girls

Por: Lucía Martínez

Girls. De esas series que te atrapan y te sacuden porque tienen historias con las que te puedes identificar, salvando las distancias.

La vida de cuatro chicas en Nueva York es el hilo conductor de esta producción del canal HBO que se ha hecho parte de mis días con sus seis temporadas, altamente adictivas si te adentras en la trama y te haces parte de ella.

¿Qué tendrá que ver la realidad de una joven cubana con una chica norteamericana? No mucho, aunque en ocasiones me gustaría creer que sí. Pero, a pesar de esas diferencias, logras encontrar que los códigos de sentimientos como el amor y la amistad son similares en varias partes del mundo y se manejan de maneras tan parecidas que parece increíble. Y es que la cotidianidad de Hannah, Jessa, Marnie y Shoshana en ocasiones te hace pensar que eres parte de lo que allí se narra, porque en la tuya propia has vivido decepciones, rupturas, problemas emocionales, disgustos con la pareja o el amigo, y un montón de situaciones que se repiten continuamente en varios espacios.

Girls coquetea con el feminismo en disímiles momentos, al manejar conceptos como la libertad de la mujer, su independencia (más allá de que puedan estar atadas a sus relaciones amorosas), encrucijadas en las que se ven en no pocas ocasiones y el camino es el de salir por sí solas, aunque casi siempre acuden a sus amigas para solucionarlos, desde el consejo o el apoyo emocional.

Allí es cuando las ideas se me entremezclan y me da por las comparaciones. Me pongo a pensar cuán difícil es para una joven en las circunstancias de la Cuba actual lograr esa emancipación, sobre todo para quienes se ven, en numerosos casos, obligados a vivir con los padres, incluso cuando la familia crece y aparecen los niños ya sean bien recibidos o no. Estas chicas neoyorquinas tienen dificultades económicas (expuestas en la serie en varios capítulos), pero de alguna forma logran solucionarlas y siempre apuestan por mantenerse en sus condiciones de libertad. La libertad es un concepto que aparece en repetidos momentos. Realidad atrapada en unos minutos de televisión. Conclusiones que una espectadora en otro contexto social puede sacar a partir de su propio hacer día a día.

Es innegable que esta serie me envolvió, me acunó en sus redes y me soltó como mareada, desorientada, con más dudas aún y preguntándome por qué en el primer cuarto de siglo me veo obligada a permanecer en la casa en que nací y no puedo irme a otro lugar porque mi salario no permite que pueda pagar el alto precio de un alquiler. ¿De qué autonomía puedo hablar?, ¿cómo puedo sentir que soy una mujer independiente, capaz de sustentarse, cuando mi vida transcurre casi en las mismas condiciones de la adolescencia, solo con la responsabilidad de ir al trabajo diariamente?

Son circunstancias muy diferentes, podría argüir el lector de estas líneas. Y coincido con esa posición. Pero, también soy partidaria del criterio de que hay cosas que podrían ser comunes: al menos el derecho y la posibilidad de tener algo que podamos llamar hogar y que sea propio, o al menos exista en algún lugar esa oportunidad para que lo sea; viajar, conocer otras aristas de este distinto mundo nuestro; vivir, de manera general, y no sentir que esto es una supervivencia constante y que solo unas alegrías tocan a la puerta, porque el tiempo pasa y no se recupera y con el paso de los años te darás cuenta que sigues siendo una mujer aislada, subdesarrollada y con pocas perspectivas.

Girls ha venido a remover pensamientos, a trastocar lo que parece dormido, pero que está ahí, como una lanza que atraviesa cada cosa que haces, cada momento que vives.

https://youtu.be/ExZ2SYL-UMk

Anuncios

Autor: Alas Tensas

Somos una revista feminista cubana, proyecto independiente sin fines de lucro. Publicamos contenidos académicos, artísticos y periodísticos sobre la actualidad cubana e internacional.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s